Costosa victoria que se quedó en casa. Nuestras chicas están realizando un gran vuelta de temporada, y está victoria frente a las navarras de Navarvoley era primordial.

Tras la victoria frente a las chicas de Deusto, llegábamos con más ganas de seguir las buenas sensaciones, con los ánimos a mil, aunque no lo demostramos en el campo.

Fue un partido muy igualado en todos los sets, en el los que ninguno de los dos equipos llegaba a coger una ventaja inalcanzable.

Del primer set destacamos la imprecisión de las recepciones; lo que nos pasó factura en no poder realizar ataques fuertes. Y a la hora de pasar el balón tampoco llegábamos a complicarles mucho el contraataque. Aun así, la lucha por cada punto nos dio el set en la recta final, terminándolo 25-21.

Tuvimos muy buen comienzo el segundo set jugando muy ordenadas pero no conseguimos mantener el servicio muchos puntos seguidos, por lo que las diferencias en el marcador eran escasas y a la mínima, nos igualábamos. Las chicas de Navarvoley, agotados los tiempos, recurrió a rápidos cambios de jugadoras para finalizar en un apretadísimo 29-27 a favor del Kostkas y 27 minutos de intensidad.

En el tercer set volvimos a las imprecisiones en la recepción pero esta ves no conseguimos darle la vuelta a tiempo y terminamos 23-25.

En el cuarto set entremos en modo partido por completo, ordenadas, acertadas, más precisas que en los sets anteriores, con más contundencia llegando a marcar una gran diferencia en el marcador. Pero al llegar al 24 sufrimos un gran bloqueo grupal en el que, por presión o nervios, no conseguíamos terminar el punto. Nos costó 7 saques contrarios sentenciar el set 25-19 y así el partido en 3-1.

Las sensaciones transmitas por el equipo no estaban siendo buenas. No estaban jugando mal, nada mal, pero no terminaban de salir las cosas como las hemos entrenado, y lo fuimos arrastrando todo el partido. Si hacemos un repaso del partido en general, vemos que tenemos y podemos seguir mejorando, porque salieron jugadas muy buenas, lo sabemos hacer mucho mejor!!

Este fin de semana tenemos otra oportunidad de demostrarlo. Este domingo 31 de marzo nos enfrentamos a otro equipo navarro, la Universidad de Navarra, allí en Pamplona a las 12 a.m. Estamos todos con vosotras!!!!

Vamos Kostkas!!! Aauhh!! Aauuhh!! Aauuhh!!