El Kostkas está de dulce en este 2018. Todos sus equipos (salvo el Cadete Vasca por razones obvias) ocupan las dos primeras posiciones en todas las categorías, desde Juvenil de Honor hasta Alevín de Rendimiento.

 

El Juvenil de Honor se coloca segundo gracias a la extraordinaria victoria ante el Dumboa por 2-3. No fue un partido muy vistoso debido a la lluvia. Los de Iparra se pusieron por delante en dos ocasiones pero los locales lograban empatar. Cuando todo parecía que acabaría en empate, Nico marcaba el gol de la victoria en el último minuto. El Juvenil Primera también ganó su partido con idéntico resultado pero algo más sufrido, ante el Internacional. Los visitantes se pusieron dos veces por delante aprovechando sus escasas oportunidades. Barbier en dos ocasiones (Video del gol abajo) y Erro, permitían la remontada y colocan a los de Andoni en segunda posición.

El Cadete Vasca tenía una dura visita al Eibar y caía 5-1. Los armeros hicieron un partido muy completo y poco pudieron hacer los nuestros. Mal resultado que no debe empañar el gran trabajo que están haciendo y que seguro pronto volverán a conseguir una nueva victoria. El Cadete A ganó holgadamente al Lengokoak por 0-4 en el Cesar Benito. Los goles llegaron a balón parado pero los de Patxi y Clavel desplegaron un gran juego e impidieron a su rival tener apenas ocasiones. Ander en 3 ocasiones y Saez, fueron los goleadores de la tarde. El Cadete B no jugó su mejor partido pero lograron los 3 puntos al ganar 1-2 al Martutene. Imparables los de Mendizabal y Oses, que suman su cuarta victoria consecutiva gracias a los dos goles de Allaflor.

El Infantil de Honor goleó 6-0 al Eibar en Matigoxotegi. Los de Clavel y Fran, demostraron que este año van a por todas y no fallaron. Duro rival que quedó empequeñecido gracias al partidazo tan completo que hicieron nuestros Infantiles. Gran paso el que logran con esta victoria y siguen una jornada más sin perder. El Infantil Txiki logró la victoria en la última jornada de esta fase. Ganó 3-4 al Aloña Mendi en otro agónico partido que se decidió en los últimos instantes. Remontada de los de Aitor en un partido sin trascendencia para los nuestros, que ya miran a la siguiente fase.